¿Por qué las empresas cambian de logotipo?

¿Por qué las empresas cambian de logotipo?
Rate this post
¿Por qué las empresas cambian de Logotipo?
¿Por qué las empresas cambian de Logotipo?

A la hora de establecer las bases de la identidad corporativa de una empresa, a menudo hemos de centrarnos en su logotipo y en la necesidad de crear una nueva imagen de marca. Y es que, a través del cambio de logotipo o identidad se puede conseguir que la marca tome una nueva dirección para poder conseguir sus objetivos con mayor facilidad.

Cuando hablamos de logotipo nos referimos a la imagen que representa a nuestra empresa o producto a través de una serie de símbolos, marcas o señales. También es importante tener en cuenta los colores que usamos para que se identifique fácilmente nuestra actividad, para lo que deberíamos basarnos en estudios psicológicos del color.

En el mundo de la comunicación, con tendencias constantemente cambiantes, se presta especial atención a este tipo de medidas, por lo que las empresas deben estar al día en las últimas corrientes. Las compañías deben preocuparse por posicionarse lo mejor posible en las mentes de sus consumidores, y así poder mantener su ventaja competitiva con respecto al resto de marcas.

Nuestro logo es lo primero que percibe el cliente de nosotros, por lo que debe ser impactante, fácil de recordar y dar una imagen cuidada y relacionada con nuestra actividad. Nos sirve principalmente para conseguir el reconocimiento público instantáneo de nuestra marca, dotándola de una personalidad inconfundible con respecto a nuestra competencia.

Colores en el Marketing
Colores en el Marketing

Podemos considerar numerosas razones por las que sea necesario realizar un cambio de logotipo o “restyling de marca” en nuestra empresa. Aquí enumeramos los casos más comunes:

  • Si nos planteamos cambiar de nombre a nuestra empresa, el logotipo debe cambiar para dar la sensación al cliente de una reestructuración global.
  • Si nos hemos enfrentado a algún problema de reputación, debemos realizar un análisis profundo de las causas de esta crisis, solucionarlas y atender a los afectados. Dependiendo la gravedad de la crisis, podría ser necesario plantearnos un cambio de identidad.
  • La evolución de nuestra empresa ha sido tal que la actividad actual no se corresponde con lo que representa nuestro logo anterior.
  • Como hemos comentado anteriormente, las tendencias en marketing y comunicación cambian constantemente, por lo que debemos plantearnos si nuestro diseño da la impresión de estar anticuado u obsoleto, o incluso si puede presentar algún problema de legibilidad o reproducción. En este caso es importante contar con diseñadores gráficos profesionales que conozcan las necesidades técnicas de la imagen corporativa de la empresa y sean capaces de ejecutar e interpretar nuestro libro de estilo. Un gran ejemplo de manual de Imagen Corporativa lo encontramos aquí.

A pesar de todos estos factores que acabamos de nombrar, normalmente la principal razón para plantearnos un cambio de logotipo están relacionadas directamente con decisiones económicas relativas a la empresa.

Si hemos cambiado el público al que nos dirigimos o nos queremos centrar en una cuota de mercado diferente, debemos realizar una nueva estrategia de comunicación. Con esto conseguiremos un reposicionamiento en la mente de los consumidores, focalizándonos en el nicho de mercado al que nos vamos a dirigir.

Otro caso puede ser la bajada de ventas o el abandono del consumidor. En este caso debemos realizar un análisis exhaustivo para averiguar por qué nuestra marca ya no atrae al consumidor como lo hacía antes, para poder solucionar el problema y así volver a ganar cuota de mercado.

Estos son las principales variables a tener en cuenta a la hora de plantearnos un cambio de identidad corporativa. Aunque, antes de llevar a cabo cualquier cambio, debemos estudiar profundamente nuestro problema de comunicación y fijar unos objetivos firmes y realistas.

No es recomendable plantearse un cambio cada vez que surja algún problema relacionado con la marca. Si este fuera el caso, será muy difícil que nuestros clientes se logren sentir identificados con nuestra marca y no lograríamos la confianza necesaria para conseguir nuestros objetivos empresariales.

Si nos centramos en cómo debe ser la identidad de una empresa que se dedica a ayudar y apoyar la imagen de marca de otras entidades a través de sus productos, nos deberíamos centrar en valores seguros que aporten fortaleza pero a la vez cercanía a la marca.

El posicionamiento de esta imagen debería centrarse en la formalidad, la cercanía y la innovación. Estos pilares son muy importantes para dar a conocer que la marca va a cuidar y tratar de la mejor manera posible la imagen de las otras empresas a su cargo, y que va a ser una herramienta indispensable a la hora de ayudarlas a conseguir sus objetivos. Es también importante la parte tecnológica e innovadora, por lo cual la marca debería poder identificarse fácilmente con estos aspectos.

Es cierto que cuando nos dedicamos a promocionar marcas externas, deben tener la sensación de que le ofrecemos los productos más innovadores y efectivos para su actividad, por lo que es hora de ponerse manos a la obra y decidir si de verdad nuestra marca representa todo lo que nuestros clientes esperan de nosotros.

Desde Sequio hemos querido analizar la importancia del Logotipo en una empresa y la necesidad de una Imagen de Marca consolidada. Esperamos haberte ayudado y que la información te haya resultado útil.

¡ Hasta la semana que viene !

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies